Digitalizarse o morir.

Ángel Luis Vázquez Torres
Economista
Mediador Civil, Mercantil y Concursal
Administrador Concursal
Experto contable, financiero y Fiscal
Coach
Tf: +34 607 900 777 - Fax: +34 912 208 144
  

Digitalizarse o morir.


El 94% de los asesores de pymes desaparecerá en 10 años.

A principios de 2014, el periódico británico ‘The Economist’ publicó un estudio sobre la destrucción de empleo a causa del desarrollo tecnológico aplicado al mundo laboral.

Los datos extraídos del informe ’The future of employment: How susceptible are jobs to computerization?’ ponían de manifiesto que el 47% de los oficios actuales son altamente susceptibles de ser realizados de forma mecánica.

Entre ellos, en la segunda posición de la lista negra, se encontraban los contables y auditores, con un porcentaje del 94% de probabilidades de desaparecer en los próximos 10 o 20 años
Esto que hace tan solo tres años nos parecía ciencia ficción, poco a poco va tomando forma y ya hoy nos parece una realidad cercana.

La tecnología está generando importantes cambios en la profesión: las facturas son digitales; el almacenamiento es en la nube; los cobros y pagos se generan por banca electrónica; las comunicaciones con las Administraciones Publicas se realizan de forma telemática, etc.
La tecnología ha evolucionado muy rápidamente en los últimos años, y todo hace suponer que va a seguir evolucionando a mayor velocidad todavía, a través de Lean Startup y tecnologías como cloud computing o el uso de redes colaborativas, el bigdata, la neurociencia, y otras muchas herramientas, algunas de ellas aún por descubrir.

“Si crees que el ritmo de la innovación ha sido rápido en estos últimos años, prepárate para lo que viene porque aún no hemos visto nada”
Peter Diamandis

Vivimos, por lo tanto, en la era de la transformación. Una era en la que lo digital juega un papel crucial, pero no nos engañemos, no es solo un cambio tecnológico, es un cambio de paradigma.
El asesor tiene que encontrar las herramientas necesarias para construir un modelo de negocio orientado al cliente y que le aporte valor añadido.

En un evento celebrado hace poco, el presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España, Fernando Santiago Ollero, afirmó: “Tenemos que dejar de ser asesores y empezar a ser consultores”, pero, incluso, el concepto de consultor se queda pequeño ante la envergadura del cambio.

Del colectivo de “asesores” en sus diferentes modalidades solo sobreviran en los próximos años aquellos que se adapten y reformulen su modelo de negocio para convertirse en “partners operativos de sus clientes”, es decir,  profesionales que aporten su conocimiento y experiencia en los distintos procesos de negocio.
Ya nadie va a pagar a un profesional por picar datos o rellenar formularios, esas funciones las realizaran dentro de pocos sistemas expertos que se encargaran de todas estas funciones administrativas en las empresas.


Si quieres seguir en el negocio de la “asesoría” dentro de cinco años, construye un modelo de negocio escalable, crea interfaces que optimicen la relación con los clientes, y utiliza la tecnología, la especialización y el conocimiento como elementos diferenciadores de tus competidores

La inteligencia artificial aplicada a la prevención de delitos


Ángel Luis Vázquez Torres
Economista
Mediador Civil, Mercantil y Concursal
Administrador Concursal
Experto contable, financiero y Fiscal
Coach
Tf: +34 607 900 777 - Fax: +34 912 208 144


La inteligencia artificial aplicada a la prevención de delitos.

Fuente: L&T

La caracterización de patrones de conductas delictivas ya es una realidad.

Una herramienta desarrollada por alumnos de la Universidad de Chile permite predecir el riesgo de delitos.

Como en la famosa película de ciencia ficción “Minority Report” estrenada hace más de quince años la caracterización de patrones de conductas delictivas ya es una realidad en Chile. Esto, gracias al trabajo que realizan estudiantes del Departamento de Ingeniería Eléctrica (DIE) de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile en el desarrollo de algoritmos capaces de predecir las zonas urbanas donde puede existir mayor riesgo criminal, para potenciar la mejor utilización de recursos policiales.

Orchard, junto a Pablo Fuentes y Mario Vergara, ambos egresados de Ingeniería Civil Eléctrica y del programa de Magister en Ciencias de la Ingeniería mención Ingeniería Eléctrica, trabajan en un algoritmo que incluso está siendo ya utilizado por la Carabineros de Chile, después de un largo proceso de planificación y desarrollo en el contexto de un proyecto del grupo de investigación CEAMOS, de la FCFM.



El software predictivo funciona a base de algoritmos que despliegan mapas informativos en los que se identifican las zonas más riesgosas de una comuna dentro de un turno y día específico, datos que sirven para orientar el patrullaje preventivo de Carabineros de Chile en cada jornada de trabajo.
Este software funciona con tres tipos de algoritmos. Cada uno con premisas distintas e hipótesis distintas desde el punto de vista de su formulación, pero la filosofía y la lógica que los une es similar”. En el inicio había tres equipos que aportaban un algoritmo distinto, pero al final mediante diferentes métricas de evaluación se pudieron fusionar y lograr mejores resultados por lo que, a su juicio.

Este software realiza una tarea concreta que informa a las policías respecto de las áreas donde más probable es que ocurra un delito en un turno específico, y aquí está la principal existencia con lo existente hasta hoy, que consistían en registros históricos, con los que únicamente podíamos analizar lo que había pasado, sin ninguna capacidad predictiva de escenarios futuros.



Este programa delimita zonas geográficas y prevé las áreas donde es más probable que ocurra un delito.

EL REAL DECRETO-LEY 3/2016 Y LA REVERSIÓN DE LOS DETERIOROS



Domingo Carbajo Vasco
Economista y Abogado
Inspector Hacienda del Estado


 

EL REAL DECRETO-LEY 3/2016 Y LA REVERSIÓN DE LOS DETERIOROS.

Fuente: Propia

El cumplimiento del objetivo de déficit público para el ejercicio 2016 obligó al Gobierno español a encontrar una fuente de ingresos tributarios rápida y suficiente para evitar nuestra sanción por parte de las autoridades europeas.

1.      CONSIDERACIONES PREVIAS.

El cumplimiento del objetivo de déficit público para el ejercicio 2016 obligó al Gobierno español a encontrar una fuente de ingresos tributarios rápida y suficiente para evitar nuestra sanción por parte de las autoridades europeas.
Por ello, a punto de concluir el devengo del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, IS), elemento temporal de los impuestos que, en general, se produce al 31 de diciembre, se publicó el Real Decreto-Ley 3/2016, de 2 de diciembre, por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social, publicado en el “Boletín Oficial del Estado” del
Esta norma, de “extraordinaria y urgente necesidad”, presupuesto habilitante de la misma, de acuerdo al artículo 86.1 de la Constitución Español, supuso una fuerte “punción” recaudatoria sobre las grandes empresas, anticipando recaudación e introduciendo grandes tensiones en sus tesorerías, ya que apenas quedaban veinticinco días para terminar el año y ningún obligado tributario había previsto esta reducción en sus recursos financieros.
Hay que tener en cuenta que, en el momento de la publicación del Decreto-Ley, resultaba que el período impositivo 2016 estaba prácticamente terminado, lo cual plantea fuertes dudas acerca de la constitucionalidad de una norma con tamaña retroactividad.
Precisamente, la reversión obligatoria y en cuantía mínima de deterioros que ya habían producido y deducidos, fiscalmente hablando, conlleva, claramente, un problema de retroactividad de la norma.
Otras medidas incluidas en el Decreto-Ley, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2016, por ejemplo, son la limitación a la compensación de bases imponibles negativas, BIN, de las grandes empresas, pues la misma sólo opera (con diferentes porcentajes) para los contribuyentes cuya cifra de negocios en el ejercicio anterior fuera superior a 20 millones de euros.
Se sigue aplicando, en cualquier caso, la regla de que, todo contribuyente puede seguirse compensando hasta 1 millón de euros de BIN (Consulta vinculante de la Dirección General de Tributos; CDGTV 1057-16, de 16-3-2106).

2.      LA REVERSIÓN OBLIGATORIA DE LOS DETERIOROS.


El empresario debe reconocer, de manera objetiva, la disminución del valor de sus activos, probando tal minoración, mediante un test anual objetivo de valoración.
Ahora bien, como sucede con tantas partidas deducibles del resultado contable, nuestro IS no reconoce, en general, la deducibilidad fiscal de las correcciones de valor por deterioro, aun cuando estén justificadas, excepto en dos casos, artículo 13 de la Ley del Impuesto: los créditos dudosos y con restricciones y las existencias.
La diferencia entre el valor fiscal y el contable del bien se revierte, cuando o bien aumenta su valor y el ingreso no se computa fiscalmente o cuando se transmite el elemento patrimonial.
En los demás elementos de activo (inmovilizado material, inversiones inmobiliarias, intangibles y los activos financieros representativos de capital y de deuda) el deterioro contable no es reconocido fiscalmente hablando y debe incrementar la base imponible del ejercicio, mediante el correspondiente ajuste extracontable positivo.
Sin embargo, eso no ha sido siempre así y antes de 1-1-2013, en general, los deterioros de los valores representativos del capital social eran deducibles, tanto fiscal como contablemente hablando.
Pues bien, para obtener mayores ingresos se establece que el importe de estos deterioros, cuyas cuantías estuviesen pendientes de revertir a la base imponible, han de computarse obligatoriamente en partes iguales en la base imponible de los cinco primeros períodos impositivos que se inicien a partir de 1-2016.
El importe a integrar es independiente de la duración de cada uno de tales períodos impositivos y el ejercicio 2016 es el primero en los cuales se debe añadir el 1/5 del deterioro pendiente.
La reversión del deterioro se produce el último día del período impositivo, por lo cual no procede realizar integraciones parciales en el caso de transmisión de la participación antes del cierre del período impositivo (CDGTV 24-1-17, V0155-17).
Se integraría el volumen del deterioro pendiente de revertir que resulte de aplicar los criterios generales (aumento de fondos propios, reparto de dividendos o registro como ingreso contable), siempre que su cantidad sea superior a 1/5 del deterioro pendiente al comienzo de 2016.
Si hay diferencias, el resto del deterioro pendiente de revertir se añadirá a la base imponible en los períodos impositivos restantes por partes equivalentes.